martes, 27 de enero de 2015

Reseña Manos Sucias, Carlos Quílez

Título: Manos sucias
Autor: Carlos Quílez
ISBN: 978-84-15900-82-5
Editorial: Alrevés
Género: Novela de no ficción
Páginas: 243
Precio: 16,15 €

Que en este país no es oro todo lo que reluce ya lo sabemos, y que una parte nada despreciable de la casta política vive del cuento, también. Es más, empezamos a conocer la punta del iceberg, pero ignoramos cómo son las entrañas de un Estado que se pudre día a día, expoliado por intereses bastardos, y a menudo coincidentes, de importantes estructuras financieras, partidos políticos y poderes públicos. Estas MДИOS SUCIДS son las de la impunidad de empresarios y gobernantes vendidos al poder, al sexo y al dinero. Que sean víctimas de sus propias orgías por delincuentes de poca monta o se asocien con la mafia rusa, qué más da. Sus negocios son tan espurios como inmensos en un intercambio de favores que van más allá del escándalo. Andreu García, de los Mossos d’Esquadra; el comisario Pardina, del CNP; el sargento Vílchez, de la Guardia Civil, y la conocida periodista Patricia Bucana organizan la que será la mayor redada anticorrupción de la historia, lo cual implica exponer sus vidas y enfrentarse a todos los poderes fácticos en juego, enredados en una trama que crece a un ritmo furioso gracias al imperativo de toda investigación policial de esta envergadura: hay que apresar a los malos con las manos en la masa. Al final, y en el caso de Carlos Quílez, uno de los periodistas de investigación criminal más importantes que hay, la cuestión no es otra que esta: ¿y si la novela fuese el único espacio de libertad que queda para poder contar lo que no se puede decir, por increíble que parezca? A lo que el autor responde con mano experta, persuasiva y veterana, apuntalando el armazón de este nuevo género, el de la novela de no ficción, con el fin de disfrazar la realidad —¿o era al revés?— y convertirla en literatura.

Reseña

El fiscal anticorrupción investiga los usos del dinero público de un Ayuntamiento, para mariscadas por parte del alcalde. Se investigan inversiones fraudulentas en las que el capital lo aportan las mafias rusas a través de empresas españolas para blanquear el dinero. Un político del partido en el gobierno cobra comisiones por recalificaciones fraudulentas, no sé si será casualidad pero se llama Luis Cércenas (no hay errata); todos estos “negocios” los hace en prostíbulos, reservados de restaurantes de lujo y otros escenarios similares. Investigan asaltos y robos a viviendas de políticos, con secretos que ocultar, por bandas del este. Una de las empresas que están en el ojo de la policía se llama Caspisa, supongo que por no poner Casposa. Como en el argumento no se podrían incluir todos los delitos y corrupciones que se pueden cometer porque no habría policías para investigarlos, el autor aprovecha una conversación privada de dos de los empresarios para hacer una lista de los delitos en los que andan metidos, no dejan casi ninguno sin cometer.

Esta relación de delitos, que cualquiera conoce a poco que haya leído un periódico, haya visto las noticias en cualquier canal de televisión o haya escuchado cualquier emisora de radio, los investigan la Guardia Civil, la Policía Nacional y los Mossos d’Esquadra en una casi perfecta armonía, algo que me ha resultado increíble, supongo que aparecen todos en la novela porque en la realidad todos estos cuerpos de seguridad son los que han ido destapando los casos reales de corrupción en España. Hay un personaje de cada cuerpo de seguridad.

Para redondear la historia los policías llaman a dos periodistas para contarles los avances de las investigaciones. Una de ellas es muy “amiga” del policía nacional y la otra es muy “amiga” del guardia civil. Cada vez que los policías cuentan a las periodistas los progresos de las pesquisas son recompensados con unas cervezas o unas copas y en ocasiones con comidas que son pagadas religiosamente por estas avezadas reporteras. Me ha chirriado que los policías sean tan cotillos y les falte tiempo para contar con pelos y señales la evolución de unas investigaciones tan delicadas.

Si tengo que salvar algo de esta novela es la prosa que facilita una lectura ágil, desenfada y con chispa. Consigue muy bien reflejar el argot de los policías y de los delincuentes. Sabe ponerle dosis de humor para hacer más llevadera la lectura.

Los personajes apenas están esbozados en su papel aunque no necesitan más porque los conocemos sobradamente de la realidad. No tienen ninguna cualidad que pueda destacar, se limitan a cumplir con un papel que ya conocemos porque el fin es descubrirnos un mundo sórdido y corrompido en un catálogo que no deja fuera drogas, prostitución, atracos, recalificaciones fraudulentas, etc.

Para terminar porque estas reseñas son las que menos me gusta hacer, una novela previsible en todo, conocemos desde el principio el desarrollo del argumento, no hay sorpresas y no he conseguido empatizar con los personajes. Una historia repetida en los medios de comunicación cientos de veces y en bastantes ocasiones la realidad supera con creces a esta ficción.


jueves, 22 de enero de 2015

Reseña El misterio de Gramercy Park, Anna Katharine Green

Título: El misterio de Gramercy Park
Autor: Anna Katharine Green
Traducción: Rosa Sahuquillo Moreno y Susanna González
ISBN: 978-84-938972-9-1
Editorial: dÉpoca editorial
Género: Novela policiaca
Páginas: 391
Precio: 23,50 €
La acaudalada familia Van Burnam regresa de un viaje al extranjero al mismo tiempo que aparece una mujer muerta en el salón de su casa. Un gran aparador ha caído sobre ella aplastando su cara, y aunque la policía sospecha que la víctima es la esposa de uno de los hijos del señor Van Burnam, éste insiste en que no la reconoce. ¿Qué hacía la mujer en una mansión que permanecía cerrada? ¿De quién son las extrañas prendas que llevaba puestas? ¿Estaba muerta antes de caer
sobre ella el aparador?...

En El misterio de Gramercy Park (1897) una solterona de mediana edad, la señorita Butterworth, se convierte en detective aficionada cuando un extraño asesinato tiene lugar en la mansión contigua a su vivienda. Así da comienzo una compleja investigación llena de giros equivocados y con una intrigante trama que mantiene en vilo al lector hasta la última página.

Obra maestra de la «madre de la novela de detectives», Anna Katharine Green, conocida como la Agatha Christie de la época victoriana. Su protagonista es la encantadora señorita Butterworth, brillante precursora de la señorita Marple.

Reseña

La familia Van Burnam es la propietaria de la casa que se encuentra en Gramercy Park. La casa está deshabitada porque sus dueños se encuentran de  regreso de un viaje por Europa. En la casa de al lado vive la señorita Butterworth, en una media noche de finales de verano escuchó ruidos, se asomó a la ventana y lo que vio la dejó muy extrañada y perpleja, un hombre y una mujer entraron en la casa a esas horas después de varios meses de estar deshabitada, unos minutos después el hombre salió a toda prisa.

A la mañana siguiente la señorita Butterworth llamó a la policía para denunciar estos hechos tan raros. Un policía se personó en Gramercy Park y mientras hablaba con la señorita Butterworth apareció la señora que cuidaba de la limpieza. Esta les abrió la puerta y se encontraron con el cadáver de una joven debajo de un aparador volcado. Se dio aviso a la comisaria y se hizo cargo de la investigación el detective Gryce.

A partir de este momento el detective Gryce y la señorita Butterworth rivalizarán por la resolución de la muerte de esta joven. El detective con todos los datos científicos y la dama con las observaciones, en ocasiones furtivas, en el lugar de los hechos y sus pesquisas sobre la familia Van Burnam. La investigación se convertirá en una carrera contra reloj por ver quién resuelve antes el caso.

Una novela policiaca donde las pruebas forenses aportan la información justa para poner en marcha las meninges de los detectives, del juez y de la señorita Butterworth. En esta historia cobran importancia las preguntas a todas las personas cercanas a la víctima, la observación meticulosa de caras y gestos de esas personas y los pequeños indicios que se han pasado por alto para poder resolver el asesinato.

Creo que CSI y la ciencia le han quitado mucho encanto y atractivo a la investigación de un asesinato, se ha convertido en un acto prosaico de aportar ingente cantidad de pruebas científicas y grabaciones de todo tipo; esto le ha quitado la elegancia de las pesquisas clásicas, los interrogatorios inteligentes y la acumulación de pequeños detalles que el buen investigador reúne, analiza y con ello completa y resuelve el puzle de un crimen.

Con una prosa muy cuidada avanzamos en esta historia con un ritmo pausado, tranquilo y concentrado para no perder ningún detalle de una narración meticulosa, donde la autora nos llevará por diferentes caminos, nos mostrará diferentes soluciones como en un juego de trampantojos, aunque la verdadera no la conoceremos hasta el final después de algunos giros inesperados, todo dirigido por diálogos inteligentes con la elegancia de la esgrima. Esta lectura me ha mantenido absorto página tras página sin ser consciente del paso del tiempo. Es el tipo de lectura en el que no nos importa la cantidad de páginas ni el resultado, lo importante es el camino, que podría haber sido el doble o el triple de largo.

A los personajes los vamos conociendo según van apareciendo en el relato y la autora no nos ofrece un dibujo detallado de cada uno de ellos, nos los da a conocer a lo largo de la historia, unas veces a través de retazos de sus biografías y otras en el desarrollo de la investigación. Son personajes sumamente educados y con unas marcadas distinciones sociales como era costumbre en el siglo XIX. Nuestra protagonista, la señorita Butterworth, hace gala de una independencia y feminismo que merece la pena reseñar porque lo hace siempre desde la humildad que se les exigía a las mujeres en aquella época pero con un punto de orgullo por demostrar que ella tiene la razón y que sus métodos son mejores.

Esta maravillosa historia está plasmada en unas páginas de buen papel y estas están guardadas por tapas duras con la imagen de portada y una sobrecubierta con la misma imagen. Unas ilustraciones magníficas redondean esta bella edición. Aunque todos los amantes de los libros apreciamos casi cualquier edición siempre que lo que encontramos dentro nos emocione, nos sorprenda y nos guste, estas ediciones son las que nos hacen enamorarnos de los libros, nos hacen querer poseerlos. 
 
 Enzo

domingo, 18 de enero de 2015

Reseña El caso Galenus, Alberto Curiel

Título: El caso Galenus
Autor: Alberto Curiel
ISBN: 978-84-9067-120-7
Editorial: Algaida
Género: Novela negra
Páginas: 485
Precio: 18,00 €

El caso Galenus es un thriller ambientado en el mundo de las multinacionales españolas y las organizaciones internacionales. Madrid, Barcelona, Londres, Lyon, Bogotá o Pekín son escenarios de una acción que se traslada desde lujosos despachos y hoteles de cinco estrellas a paisajes desolados, sórdidos callejuelas y pensiones castizas. Isabel Sáenz de Tejada, una hermosa ejecutiva con un pasado, y Fernando Flórez, un toxicólogo sin nada más que el presente, intentarán desentrañar un asesinato y un misterio que ha permanecido oculto durante casi dos décadas en un sótano: una revolucionaria investigación biomédica con una patente millonaria, que podría cambiar el mundo tal como hoy lo conocemos. Pero nadie sale indemne tras descubrir la verdad más incómoda. Incluso el periodista que narra esta historia terminará formando parte de ella, y haciendo partícipe al lector de un descubrimiento inesperado que lo dejará como último testigo de esa verdad inquietante. ¿Qué es el proyecto Galenus? ¿Hasta dónde te atreverías a llegar? ¿Cuánto estás dispuesto a vivir?

Reseña

Isabel en su época de estudiante hizo mucha amistad con Elena y después de bastantes años sin tener noticias de ella se entera por medio de otra amiga común, Berta, que está teniendo muchos problemas. Para poder ayudarla Isabel vuelve a contactar con Elena y se encuentran en Barcelona. Su amiga tiene un secreto que no se atreve a desvelar por miedo a poner en riesgo su vida. Isabel no se conformará con esto e investigará el secreto de Elena.

Las pesquisas la llevarán a una clínica privada donde se está investigando sobre la regeneración de las células nerviosas, algo hasta hoy imposible de conseguir. También descubrirá los fuertes intereses económicos ligados a estas investigaciones y las diferentes tramas que la llevarán por media Europa.

En paralelo con el argumento principal seguimos lo que le está ocurriendo a Elisabeth Walker. Es una estudiante británica que ha sido secuestrada y le están aplicando el tratamiento de regeneración de células nerviosas, las cosas se complicarán ¿salvará la vida o finalmente perecerá víctima de los acontecimientos?

Nos encontramos ante un relato sobre una propuesta arriesgada en la que se enfrentan las supuestas ventajas para la humanidad y los métodos de ensayo para conseguir estos fines. Con una narración ágil, directa y sencilla avanzamos por una historia que por momentos se vuelve trepidante en una lucha contra reloj. También nos encontramos con varios giros sorpresivos que nos atarán más, si cabe, a las páginas de esta novela que nos recompensará con un final inesperado para redondear la historia. Es una novela contada de una forma muy cinematográfica, las descripciones son una sucesión de fotografías, imágenes nítidas de lo que va sucediendo. Los personajes están esbozados con las características suficientes para adjudicarles su papel dentro del argumento, con los rasgos justos pero nítidos para que conozcamos su personalidad.

Me gustan las novelas sobre ciencia, técnica o medicina del futuro, donde me hablan de cosas que hoy son imposibles pero que bien argumentadas se hacen creíbles e incluso posibles. Es el caso de este libro. Se puede considerar una novela negra pero también puede ser una novela de ciencia ficción, aunque las últimas argumentaciones de la narración son de lo más creíbles y me han dejado pensando sobre algunas de las cuestiones que plantea. Siempre es de agradecer una ciencia ficción creíble, tan creíble. Aprecio un poco más los libros que, cuando los termino, me dejan pensando algo en lo que no había caído hasta el momento. 

Un libro que resulta interesante por la historia, por la forma como está contada y por las reflexiones sobre la ciencia y la medicina que propone.
 
    

jueves, 15 de enero de 2015

Presentación de la novela "París D.F." de Roberto Wong

Ayer miércoles se celebró la presentación de la novela París D.F. del autor mejicano Roberto Wong. Esta novela ha sido ganadora del I Premio Dos Passos a la Primera Novela.




El evento tuvo lugar en Ámbito Cultural de El Corte Inglés, en la plaza del Callao de Madrid.
El escritor Ramón Pernas hizo la introducción del acto contando lo que le parece la forma de escribir de este joven autor.



Después tomó la palabra Palmira, la editora de la novela, con la explicación de lo que le ha supuesto a ella el trabajo de ver unas páginas en borrador convertidas en este libro que tiene una encuadernación cuidada y una magnífica edición.



A continuación intervino el representante de Galaxia Gutemberg para mostrarnos su decidido apoyo a este joven autor en su primera novela y lo que había supuesto para la editorial este reto.





Emma Rodríguez, periodista y directora de la revista digital Lecturas Sumergidas, nos hizo una introducción de lo que le había parecido la novela y pasó a entrevistar a Roberto que nos contó como fue tomando forma esta historia. También nos habló de los paisajes urbanos que le inspiraron.




Para terminar el acto y como es tradicional Roberto firmó ejemplares de su novela...



y nos ofrecieron unos canapés y unos vinos (esto no es muy tradicional).



En estas presentaciones me lo paso estupendamente, me parecen actos entretenidos en los que se conoce gente y se echa un rato muy agradable.




martes, 13 de enero de 2015

Reto AUTORES de la A a la Z_2015

Los retos los tengo dejados un poco de la mano de Dios desde hace un año.

Vuelvo a coger ánimo con esta costumbre y de momento me apunto a este reto que es uno de los que más me gustan.

Tengo pensado apuntarme a alguno más pero por alguno tenía que empezar.

Este reto está organizado por tres blogs. Books & Co., Libros en el petate y El buho entre libros.

Os animo a participar. Se descubren autores con unos apellidos imposibles en algunas ocasiones y siempre nos obliga a leer algunos libros a los que no les dariamos una oportunidad.

Primero hago la lista de las letras y después iré añadiendo  los autores y los libros que leo con su respectiva reseña. La Ñ irá dentro del apellido porque no conozco a nadie que tenga un apellido que comience con esta letra. ¿Y vosotros conocéis alguno que comience por Ñ? Agradezco esta información.

A -

B -

C - Curiel, Alberto .- El caso Galenus

CH - 

D - 

E - 

F - 

G - Green, Anna Katharine.- El misterio de Gramercy Park

H - 

I - 

J - 

K - 

L - 

Ll - 

M - 

N - 

Ñ - 

O - 

P - 

Q - Quílez, Carlos.- Manos sucias

R - 

S - 

T - 

U - 

V - 

X - 

Y - 

Z -


jueves, 8 de enero de 2015

Reseña La cigarra del octavo día, Mitsuyo Kakuta

Título: La cigarra del octavo día
Autor: Mitsuyo Kakuta
Traducción: Yoko Ogihara y Fernando Cordobés
ISBN: 978-84-16072-44-6
Editorial: Galaxia Gutenberg
Género: Narrativa
Páginas: 236
Precio: 18,00 €

Agarra el pomo de la puerta. Está congelado como un trozo de hielo, una frialdad que parece advertirla de que ya no hay marcha atrás.

Kiwako sabe que los días laborables, a partir de las ocho y diez de la mañana, el apartamento no está cerrado con llave durante unos veinte minutos. No hay nadie. En este intervalo dejan solo al bebé. Sin vacilar gira el pomo.

«No voy a hacer nada malo. Sólo quiero verlo un momento. Sólo me gustaría ver a su bebé; eso es todo. Después pondré punto y final. Lo olvidaré todo y empezaré una nueva vida.»

Kiwako pasa por encima de los futones para acercarse a la cuna. El bebé llora, mueve los brazos y las piernas. Tiene la cara roja. Kiwako alarga una mano temerosa, como si fuera a tocar un explosivo, y la mete por debajo de su espalda. Lo toma entre sus brazos. El bebé tuerce la boca; a pesar de sus ojos llorosos sonríe. Sí, claramente ha sonreído. Kiwako es incapaz de moverse, está paralizada. El bebé se ríe aún más, empieza a babear, a estirar sus extremidades con golpes secos. Kiwako lo abraza contra su pecho. Acerca la cara a su pelo suave, respira hondo para impregnarse de su olor.

Kiwako murmura como si estuviera hechizada: «Te protegeré. Voy a protegerte para siempre». En sus brazos el bebé juguetea como si la reconociera, como si la consolara y al mismo tiempo la perdonara. Kiwako se ha desabrochado el abrigo para meter dentro el bebé, como si lo envolviera. Después ha empezado a correr a ciegas.

Desde ese día, Kiwako y el bebé robado vivirán una huida sin fin. La lucha desesperada de Kiwako por vivir su maternidad atrapa al lector sin que pueda abandonar la lectura hasta un final que se lee con un nudo en la garganta.

Reseña

Kiwako, nuestra protagonista, es una mujer despechada porque su amante le hace promesas que no cumple, las relaciones se ponen difíciles y esto desemboca en una ruptura, el amante soluciona los problemas que tenía con su mujer y esto da como fruto una hija. Kiwako secuestra a esta niña, le cambia el nombre y se afana en criarla. Escapa primero a casa de una amiga y ante la posibilidad de ser descubierta en breve, vuelve a huir y se refugia en una secta de mujeres. Tiene que ceder todos sus bienes a esta secta y a cambio tendrá todo lo que necesita para vivir y estará protegida del exterior. Así empiezan a vivir juntas Kiwako y Kaoru, con este nuevo nombre quiere borrar el pasado de la niña.

Pasado el tiempo la policía pone el ojo en esta secta y Kiwako se ve obligada a huir otra vez, escapando a una de las islas cercanas. En esta isla busca trabajo y vive feliz cuidando de Kaoru durante tres años hasta que una desafortunada fotografía la delata y es descubierta.

La segunda parte de la historia nos trae a Kaoru ya adolescente y nos cuenta cómo le va la vida y cuáles son sus sentimientos con respecto a lo que le sucedió cuando era un bebé. Nos deja ver como de alguna forma ella repitió, en algunos aspectos, la historia de Kiwako.

Estamos ante un argumento duro y que no disculpa a Kiwako pero está contado desde un punto de vista y de una forma que lo transforman completamente. Resulta una historia de amor, de fuertes sentimientos, de complicidades y emociones.

La primera parte está contada como un diario personal escrito por Kiwako, en el que cada capítulo es un día, no todos los días son correlativos, este diario nos muestra los tres años siguientes. La segunda parte está contada en primera persona por Kaoru, donde nos desgrana lo que fue su vida desde el reencuentro con sus padres después del secuestro, ya que de lo anterior no se acuerda, hasta el momento actual. Este relato lo hace con una cruda sinceridad y un punto de nihilismo que nos deja en un estado de desesperanza que no impide que empaticemos con ella y le demos nuestra comprensión. Poco a poco nos suaviza la desesperanza y nos acerca a un final inesperado que nos abre algunas esperanzas por las protagonistas y nos deja un sabor agridulce de cierre.

La autora nos esboza los personajes que vamos descubriendo con el transcurso de la narración. Es una historia donde predominan mujeres, aparte de nuestras dos protagonistas, y lo que sucede importante les sucede a mujeres. Nos acercamos a ellas y las comprendemos, las sentimos cercanas y aunque racionalmente tendría que censurar los actos de Kiwako y las ayudas que recibe de otras mujeres, no he podido hacerlo porque el relato es emocional. Llega a los afectos a través de una prosa cálida que deja ver sentimientos más que realidades con un trasfondo de futuro prometedor que ya lo anuncia en el propio título.

A diferencia de otras novelas con personajes japoneses, en esta me he encontrado una sociedad menos impersonal, menos materialista y más preocupada por las personas. Se dejan ver mejor los sentimientos y los afectos. Los personajes necesitan del trato con los demás, no son tan individuales y solitarios, lo que los hace más cordiales y humanos.

Una novela que con el paso de los días se va posando en el ánimo y deja una sensación agradable y duradera en el tiempo.

 Enzo

domingo, 4 de enero de 2015

En mi estantería [25]

Estos son los últimos libros que han entrado en mi estantería por este año. Creo que todos tienen algo bueno que descubrime y espero que me hagan disfrutar, que para eso han venido.




El corazón del caimán de Pilar Ruiz, publicada por Ediciones B. Cuando vi esta novela pensé que era otra novela más de landscape pero después de leer diferentes opiniones descubrí que tenía algo distinto que la hacía merecedora de lectura.

La mirada de piedra de Jorge Magano, publicada por La Esfera de los Libros. Una novela de intriga con el trasfondo de la maldición de Medusa me parace argumento suficiente para disfrutar de esta lectura.




El espejo en el espejo de Michael Ende, publicada por Cátedra. De este autor solo he leído su archiconocida obra La historia interminable. La leí hace muchos años y me pareció preciosa y muy imaginativa, así que decidí no dejar pasar la ocasión de repetir con el autor con esta obra.

La manzana en la oscuridad de Clarice Lispector, publicada por Siruela. En dos años en el mundillo de los blogs sobre libros he visto muchas opiniones sobre esta autora, todas muy positivas y ha llegado el momento de conocerla, ya no debía dejar pasar más tiempo.




A la hora convenida de Juan Manuel Sainz Peña y Manifiesto contra la esutpidez de Antonio Real, publicados por Anantes. Son dos libros que despertaron mi curiosidad, tienen en común que son libros de relatos y eso siempre me tienta. También he leído algunas opiniones que han sido positivas.




Respira de José Luis Gordillo, publicado por Cuadernos del laberinto. Una novela sobre unos personajes que buscan sus propias utopías, un argumento prometedor que espero me guste tanto como me ha interesado su sinopsis.

A qué esperan los monos... de Yasmina Khadra, publicada por Alianza Editorial. Una novela negra con intrigas políticas. Estos argumentos me resultan irresistibles así que no la podía dejar pasar.




La señorita Mackenzie de Anthony Trollope y El misterio de Gramercy Park de Anna Katharine Green, publicadas por Editorial dÉpoca. Dos novelas de las que se ha hablado mucho en diferentes blogs, desde el primer momento en que las vi quería leer estas dos joyas y lo he conseguido. Dos obras con una edición muy cuidada que las hacen irresistibles para los amantes de los libros como yo.

Este mes ha sido un buen mes, el cumpleaños retrasado, Papá Noel en fecha y Reyes Magos adelantados me han permitido elegir unos libros muy apetecibles. Eso sí, he gastado todas las posibilidades que tenía para un futuro próximo. Bueno, más vale pájaro en mano...

¿Qué os parecen estos títulos? ¿Habéis leído alguno? ¿Tenéis alguno pendiente de leer en casa?
La verdad, no sé por cuál empezar.

Y como ya ha terminado el año 2014, os deseo que tengáis un feliz 2015 y se cumplan todos vuestros deseos aunque sea con un poco de retraso.